reclamar intereses tarjeta revolving

Guía para reclamar intereses abusivos de tarjetas revolving

Indudablemente, los altos intereses son una de las principales razones por las que aquellos que utilizan tarjetas revolving se animan a solicitar la anulación de estos productos financieros. En la mayoría de las ocasiones, estos intereses son exorbitantes en comparación con la pequeña cantidad de dinero prestado, pero actualmente esta no es la mejor opción para lograr una reclamación exitosa de una tarjeta revolving.

Razones fundamentales para exigir una tarjeta de pagos rotativos

Para reclamar una tarjeta revolving, es imprescindible analizar y elegir cuidadosamente los argumentos más pertinentes para que la demanda tenga éxito, teniendo en cuenta las circunstancias únicas de cada caso. De hecho, es común utilizar varios argumentos en conjunto para formular una reclamación más sólida.

De acuerdo a la ley de usura, cualquier préstamo será declarado nulo si su interés es notablemente mayor al interés normal del dinero. Recientemente, el Tribunal Superior ha aclarado esta imprecisión en su última decisión sobre el tema, determinando que se considerará usura cuando se supere en 6 puntos la tasa de interés establecida en las tablas del Banco de España vigentes al momento de la celebración del contrato.



Además de la usura, otro aspecto reclamable en las tarjetas revolving es la abusividad. Ambos conceptos son diferentes, lo que significa que unos intereses pueden ser usurarios pero no abusivos, y viceversa. En el caso de los intereses abusivos, en lugar de anular el contrato, se obtiene la invalidación de la cláusula correspondiente, manteniéndose la validez del resto del contrato.

Conoce el significado de un acuerdo de préstamo o tarjeta de crédito renovable

La tarjeta revolving es una forma de pago que permite financiar la compra de diferentes bienes, como un coche, muebles, electrodomésticos o incluso un máster. Incluso hay supermercados que emiten este tipo de tarjetas para financiar compras diarias.

Son muchas las personas que se han visto afectadas por contratar una tarjeta de crédito de este tipo. A pesar de su popularidad debido a su rapidez en la obtención, también causan importantes problemas a los consumidores.

Se trata de un tipo de crédito al consumo que se diferencia del préstamo personal por su facilidad de obtención. Sin embargo, los intereses de la tarjeta revolving suelen ser más altos, especialmente si se opta por devolver el crédito de forma aplazada.

Cambios en las regulaciones de las Tarjetas de Crédito Revolventes en

Nuevas directivas para las tarjetas de crédito revolving

El Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo ha establecido criterios claros, a través de la reciente Sentencia de 258/2023, para este tipo de operaciones financieras. Esto, lejos de limitar las reclamaciones, garantiza una mayor seguridad en el proceso.

En concreto, se ha indicado cuándo un contrato de tarjeta revolving puede ser considerado nulo por usura y por tanto abrir la posibilidad de ser reclamado. Para ello, se ha establecido un criterio objetivo: que la TAE de estos contratos sea superior en más de seis puntos porcentuales al tipo medio de mercado publicado por el Banco de España.

Además, es importante recordar que el 2 de enero de 2021 entró en vigor una nueva normativa sobre tarjetas revolving. Esta orden ministerial tiene como propósito brindar mayor claridad y transparencia en la comercialización de estos productos financieros.

Entre las medidas establecidas, se exige a las entidades bancarias realizar un estudio previo de solvencia y proporcionar información tanto en la etapa precontractual (para contratos formalizados después de la entrada en vigor) como de manera trimestral y adicional. Esta última medida también se aplica a contratos formalizados antes del 2 de enero.

Está tu tarjeta de crédito atrapada en un ciclo interminable

¿Conoces las tarjetas revolving? Son un tipo de tarjeta de crédito que te permite realizar compras y disposiciones en efectivo dentro de un límite de crédito, pero con la particularidad de que se pagan a plazos. La principal "ventaja" de estas tarjetas es que tú decides la cantidad que deseas abonar periódicamente. Normalmente, pagas una cuota fija cada mes, que suele ser baja, o un porcentaje de la deuda pendiente. Sin embargo, este sistema no amortiza capital e intereses, lo que significa que la deuda se acumula mes a mes y puede perpetuarse en el tiempo.

En realidad, las tarjetas revolving funcionan como microcréditos o líneas de crédito, aplicando intereses abusivos que pueden alcanzar entre el 20% y el 30%. Esto es mucho más elevado que los intereses registrados por el Banco de España para créditos personales. Al pagar cuotas mensuales bajas y con intereses tan altos, la deuda se puede extender indefinidamente, incluso por una compra pequeña de 900€, puedes acabar pagando 2.900€.

Para comprobar si tu tarjeta es revolving, debes revisar los recibos mensuales o el propio contrato y buscar el sistema de amortización revolvente (o revolving) aplicado y el tipo de interés (T.A.E. o Tasa Anual Equivalente) que el banco te está cobrando. Si la T.A.E. es superior a seis puntos del tipo medio de mercado que publica el Banco de España, entonces se trata de una tarjeta revolving y podría ser reclamada. También puedes reclamar si hubo falta de transparencia en el contrato o una deficiente información durante su comercialización.

Los derechos del consumidor en las tarjetas revolving Qué pueden exigirse

Puedes reclamar la nulidad del contrato de tarjeta de crédito y la devolución del exceso del capital prestado. Esto incluye intereses, comisiones, gastos y seguros adheridos. Si deseas aprender cómo llevar a cabo esta reclamación, dependerá de la situación en la que te encuentres. Esto significa que existen dos posibilidades distintas que deben ser tomadas en cuenta.

La primera opción es la siguiente: Si has firmado el contrato sin haber recibido toda la información pertinente sobre sus condiciones, puedes reclamar su nulidad. Esto incluye si la entidad financiera no te ha notificado correctamente acerca de los gastos adicionales que contraerás en virtud del contrato.

La segunda posibilidad es la siguiente: Si te han incluido en el contrato algún seguro vinculado sin tu consentimiento previo, o si no has sido notificado de manera clara y completa de los gastos significativos que acarrea su inclusión, también puedes reclamar la nulidad del contrato.

En ambos casos, puedes llevar a cabo la reclamación siguiendo los pasos que te indicamos a continuación: En primer lugar, debes contactar con la entidad financiera y exponerles tu reclamación. Si no recibes una respuesta satisfactoria, puedes acudir al Servicio de Atención al Cliente o al Servicio de Reclamaciones de la entidad. Si aún así no obtienes una respuesta favorable, puedes presentar una reclamación formal ante el Banco de España o recurrir a un juzgado especializado. Recuerda que es importante reunir toda la documentación y pruebas necesarias para respaldar tu reclamación.

Cómo reclamar tarjetas revolving

Reclamación extrajudicial de tarjeta revolving: Si tiene algún inconveniente con su tarjeta revolving, puede contactar con el Servicio de Atención al Cliente de su banco o entidad financiera emisora.

Es necesario presentar un escrito con la incidencia para iniciar el proceso de reclamación extrajudicial. En caso de no recibir respuesta o de que sea negativa, puede recurrir al Banco de España.

No es imprescindible la presencia de un abogado, pero se aconseja tener uno en este trámite. Las entidades financieras suelen no responder y, si lo hacen, los acuerdos ofrecidos no siempre son favorables para el consumidor. Por ello, es importante contar con asesoramiento legal para una mejor defensa de sus derechos.

Las entidades financieras aprovechan la falta de conocimiento de los consumidores en temas legales y utilizan estrategias para prolongar el proceso y obtener acuerdos más beneficiosos para su beneficio. Antes de firmar cualquier acuerdo, es recomendable consultar con un abogado para asegurar una defensa adecuada.

Artículos relacionados