recetas que es el morcillo de ternera

Deliciosas recetas de morcillo de ternera para aprender cómo cocinar este plato tradicional

Existen varias formas de preparar el zancarrón, jarrete o morcillo, una pieza de carne de ternera muy versátil en la cocina. Hace unos días, compartí la receta de tacos de morcillo guisado en salsa de tomate, pero en esta ocasión he preparado un plato tradicional y delicioso: morcillo de ternera con cebolla. Sin duda, una opción que no decepciona en sabor y textura.

Delicioso Estofado de Morcillo de Ternera al Vino Tinto

Preparación: Calienta una sartén y retira el exceso de aceite. A continuación, añade la cebolla, el ajo, la zanahoria, el tomate y el puerro finamente cortados. Agrega también el romero y el laurel.

Deja que la verdura se dore bien y añade el morcillo. Vierte encima el vino tinto y cocina hasta que se evapore.

Paso 1: Retira la carne de la salsa y la hoja de laurel. Con una batidora eléctrica, tritura la salsa hasta obtener una textura suave. A continuación, vuelve a añadir la carne y cocina durante unos 30 minutos más en la salsa.Paso 2: Prueba la salsa y añade sal si es necesario. Una vez rectificada, ¡tu plato estará listo para ser servido!

Guiso sabroso y sencillo de morcillo de ternera

¿Quieres sorprender a tu paladar con un exquisito plato de ternera? ¡El morcillo es la respuesta! Este corte de carne es perfecto para hacer un delicioso guiso tradicional, y en Carnicería San Cayo te compartimos una sencilla receta para que puedas disfrutarlo en casa.

El morcillo de ternera es una pieza que se encuentra en la parte delantera del animal, caracterizada por su carne magra y jugosa. Al cocinarla en un guiso, se ablanda y adquiere una textura suave y tierna, ¡perfecta para derretirse en tu boca!

Para preparar este exquisito plato, primero necesitarás cortar el morcillo en trozos medianos y dorarlos en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Añade cebolla, ajo, zanahoria y pimiento picados y cocina hasta que se ablanden.

Luego, agrega el morcillo y cubre con caldo de carne. Deja cocinar a fuego lento hasta que la carne esté tierna y el caldo se haya reducido, agregando agua si es necesario.

Finalmente, sirve el morcillo de ternera guisado con un poco de perejil fresco picado por encima y acompáñalo con arroz o patatas cocidas. ¡Te aseguramos que será un éxito en tu mesa! No olvides pasar por Carnicería San Cayo para conseguir el mejor morcillo y disfrutar de un tradicional y delicioso guiso de ternera.

Delicioso estofado de morcillo de res

Hemos hablado previamente en Carnicería Sergio y Julio acerca del morcillo de ternera, explicando sus características principales. Para que tengáis la oportunidad de probarlo en casa, ahora os presentamos una deliciosa receta de morcillo de ternera guisado. ¡Deseamos que lo disfrutéis y que la pongáis en práctica!

Ingredientes

Hola, hoy vamos a preparar una deliciosa receta utilizando una cacerola de hierro colado o cocotte. Esta elección se debe a que nos permite alcanzar una alta temperatura en su interior, y además, al taparla y ponerla a fuego mínimo durante la cocción, conseguimos un hervor constante que potencia el sabor de los ingredientes. Si no dispones de este tipo de cacerola, también puedes usar una olla express, pero evitando utilizar la presión.

Para empezar, es importante dorar la superficie del morcillo. Esto le dará un bonito color en el exterior y aportará sabor al aceite, que utilizaremos más tarde para cocinar las cebollas. Mientras tanto, podemos ir picando las cebollas en juliana fina. Una vez que el morcillo esté listo, lo retiramos y lo reservamos para más adelante.

Aprovechando el aceite de la cocción del morcillo y añadiendo un poco más si es necesario, ponemos las cebollas a pochar. Es importante añadir un poco de sal y bajar el fuego, para que se cuezan lentamente y no se quemen. Las dejamos hasta que sus azúcares empiecen a cambiar de color, de un lindo morado a un dorado delicioso. En ese momento, volvemos a incorporar el morcillo y añadimos el vino de Jerez. Después de un par de minutos, agregamos también el caldo de carne.

Deliciosas opciones para servir con el estofado de carne de ternera y cebollas

Una deliciosa opción como plato principal: Morcillo de ternera encebollado

Si buscas un plato que sea satisfactorio en sí mismo, esta receta de morcillo de ternera encebollado es perfecta. La salsa es completamente irresistible y suele requerir mucho pan para ser del todo disfrutada. Además, su contundencia la convierte en un plato saciante.

Puedes elegir acompañar el morcillo con una guarnición de arroz blanco o decantarte por una fresca ensalada como complemento, ideal para equilibrar los sabores y texturas. De cualquier manera, ¡no te arrepentirás!

Secreto para preparar el delicioso estofado de morcillo de ternera

Preparando el morcillo de ternera guisado:

Para empezar con esta deliciosa receta, debemos cortar el morcillo en trozos de unos 3-4 cm de lado, procurando que sean del mismo tamaño.

Dorando la carne:

Una vez cortado el morcillo, es hora de darle un poco de sabor. Para ello, salpimentamos la carne, la enharinamos y la doramos en una cacerola con aceite de oliva caliente.

Después de freír hasta que quede dorada, retiramos la carne y la reservamos para más tarde.

Cocinando las verduras:

Mientras la carne se dora, podemos ir pelando y limpiando las verduras. Luego, las troceamos en trozos regulares.

En la misma cacerola donde se doró la carne, podemos agregar un poco más de aceite (si es necesario) y cocinar las verduras salpimentadas durante unos 8-10 minutos.

Resumen:

Para preparar esta sabrosa receta de morcillo de ternera guisado, lo primero que debemos hacer es cortar la carne en trozos del mismo tamaño. Luego, la salpimentamos, la enharinamos y la doramos en una cacerola con aceite de oliva caliente. Mientras tanto, pelamos y troceamos las verduras y las cocinamos en la misma cacerola. ¡Listo para servir y disfrutar de este delicioso plato!

Incorpórate a la familia de Gallina Blanca

¿Quieres recibir en tu correo electrónico ideas de recetas, novedades y promociones? ¡Entonces rellena este formulario y no te pierdas nada! Además, al leer y aceptar nuestra Política de Privacidad, estarás autorizando a GALLINA BLANCA S.A. para gestionar tus datos personales durante el proceso de registro y suscripción a nuestras comunicaciones comerciales personalizadas por medios electrónicos.

Ten en cuenta que: de acuerdo con la normativa vigente de protección de datos, el encargado del tratamiento de tus datos personales será GALLINA BLANCA S.A.U. Estos datos serán utilizados exclusivamente para gestionar tu solicitud y enviarte contenido relevante a través de nuestro formulario de contacto.

No esperes más y regístrate ahora para no perderte nuestras promociones y novedades en recetas y productos. Confía en GALLINA BLANCA para hacer tus menús diarios más variados y sabrosos. ¡Te esperamos en tu bandeja de entrada!

Conózcanos

En Carnicería San Cayo, hacemos que la compra sea más fácil y segura desde la comodidad de su hogar. Puede dejar sus preocupaciones atrás, ya que nuestro servicio de entrega a domicilio le llevará su pedido directamente a su puerta. Pero si lo desea, siempre puede visitar nuestra tienda y recoger su pedido sin tener que hacer filas ni esperar.

Morcillo de ternera: una deliciosa opción para cocinar

El morcillo de ternera es uno de los cortes de carne menos conocidos, pero también uno de los más deliciosos y versátiles en la cocina. Este corte proviene de la parte del músculo que se encuentra cercana a la falda de la ternera, caracterizado por su alto contenido en colágeno que le otorga una textura jugosa y tierna una vez que es cocinado adecuadamente.

Existen muchas formas de preparar el morcillo de ternera, pero una de las más populares es el estofado. Para ello, se corta el morcillo en trozos medianos y se cocina a fuego lento en una olla con cebolla, zanahoria y tomate hasta que la carne esté suave y se deshaga en la boca.

Otra opción es cocinarlo a la parrilla, lo que le dará un sabor ahumado y una textura crujiente por fuera, mientras que por dentro se mantiene jugoso. Para esto, se puede marinar previamente con hierbas y especias para potenciar su sabor.

Además de ser delicioso, el morcillo de ternera es una excelente opción nutricional, ya que es rico en proteínas y hierro, perfecto para una alimentación balanceada. Además, su alto contenido en colágeno lo hace beneficioso para la salud de la pel, cabello y uñas, fortaleciéndolos y mejorando su apariencia.

No pierdas la oportunidad de probar este delicioso corte de carne y descubrir todas las opciones que ofrece en la cocina. Anímate a cocinar morcillo de ternera y sorprende a tus comensales con su sabor y textura únicos.

Descubriendo el morcillo de ternera: sabores, cortes y usos

El morcillo de ternera es uno de los cortes de carne más populares y deliciosos de la gastronomía. También conocido como ossobuco, este corte proviene de la parte baja de la pierna del animal y se caracteriza por su alto contenido en grasa y tejido conectivo, lo que le otorga un sabor único e intenso.

Sabor: La carne de morcillo de ternera es muy sabrosa y jugosa debido a su alto contenido graso, lo que la hace perfecta para platos de cocción lenta. Además, al cocinarla se deshace fácilmente, lo que la convierte en una opción ideal para guisos y estofados.

Cortes: Dentro del morcillo de ternera podemos encontrar diferentes cortes, siendo los más comunes el ossobuco, que incluye el hueso de la caña, y el morcillo sin hueso, que es una pieza alargada y cilíndrica. Ambos se pueden utilizar en una amplia variedad de recetas, dependiendo del gusto y la preferencia de cada persona.

Usos: Este corte de carne es muy versátil y se puede utilizar en numerosas preparaciones, tanto en platos salados como en dulces. Entre sus usos más comunes se encuentran los guisos, estofados, asados, ragús, brochettes y hamburguesas. También es un ingrediente esencial en la preparación del famoso plato italiano, el osso buco.

No solo es un corte de carne delicioso, sino que también es muy nutritivo. Es una excelente fuente de proteínas y vitaminas del complejo B, además de ser bajo en grasas saturadas y colesterol.

Anímate a probarlo y descubre todas las posibilidades que este corte de carne tiene para ofrecer.

De la olla al horno: las mejores formas de preparar morcillo de ternera

El morcillo de ternera, también conocido como "falda" o "azotillo", es un corte de carne muy popular en la cocina tradicional. Se trata de una carne jugosa y llena de sabor, ideal para preparar en guisos, estofados y asados.

De la olla al horno: dos técnicas de cocción para obtener el mejor resultado

Existen dos formas principales de preparar el morcillo de ternera: en la olla y en el horno. Ambas técnicas son muy efectivas, pero cada una le otorga a la carne un sabor y una textura diferente.

Preparación en la olla

Para una carne tierna y jugosa, la olla a presión es la mejor opción. Comienza por sellar el morcillo en una sartén con aceite caliente, esto permitirá que la carne conserve sus jugos durante la cocción. Una vez sellado, añade los ingredientes para el guiso (cebolla, ajo, pimientos, tomate, etc.) y deja que la olla haga su trabajo. En aproximadamente 30-40 minutos, tendrás un delicioso guiso de morcillo de ternera listo para disfrutar.

Preparación en el horno

Si prefieres un sabor más intenso y una carne más firme, el horno es la opción indicada. Para ello, coloca el morcillo en una bandeja de horno junto con las verduras y condimentos que desees. Cubre con papel de aluminio para evitar que la carne se seque y hornea a 180 grados durante aproximadamente 1 hora y media. El resultado será una carne jugosa y llena de sabor, perfecta para acompañar con puré de patatas o arroz.

Tips para conseguir un morcillo de ternera perfecto

Además de elegir la técnica de cocción que más te guste, hay algunos consejos que te ayudarán a conseguir un morcillo de ternera jugoso, tierno y lleno de sabor. Primero, es importante elegir una buena pieza de carne, preferiblemente del tercer corte de la ternera y con un poco de grasa. También es recomendable marinar la carne antes de cocinarla, ya sea con una mezcla de especias o simplemente con vino o caldo. Y por último, ¡no te olvides de sazonar bien!

¿Qué platos puedes preparar con morcillo de ternera?

Como mencionamos anteriormente, el morcillo de ternera es un corte muy versátil que se presta para preparar distintos platos deliciosos. Además del clásico guiso o estofado, puedes probar a hacer un estofado de patatas con morcillo, unas ricas albóndigas en salsa de morcillo o incluso un delicioso arroz caldoso con morcillo. Las posibilidades son infinitas, ¡atrévete a probar diferentes recetas y descubre tu forma favorita de preparar este corte de ternera tan sabroso!

Recuerda que, independientemente de la técnica que elijas, lo más importante es utilizar ingredientes de calidad y dedicarle un poco de amor y paciencia a la preparación de tus platos. Disfruta de un buen morcillo de ternera en la mesa junto a tus seres queridos y ¡buen provecho!

Los distintos nombres del morcillo de ternera en la gastronomía mundial

El morcillo de ternera es un corte de carne muy utilizado en la cocina de distintos países alrededor del mundo. Sin embargo, dependiendo de la región, este corte puede tener diferentes nombres.

En algunos lugares, como por ejemplo Argentina, este corte de carne es conocido como marucha. En Chile, se le conoce como tapapecho, mientras que en México recibe el nombre de canilla o caña de res.

En España, se le suele llamar zancarrón, mientras que en Francia se le conoce como gîte. En Italia, a este corte se le llama stinco y en Alemania se le conoce como Querrippe.

Independientemente de cómo sea llamado en cada país, el morcillo de ternera es apreciado en la gastronomía mundial por su sabor y versatilidad en la cocina. Se puede preparar de diversas formas, desde guisos hasta asados, y es una excelente opción para aquellos que buscan una carne jugosa y llena de sabor.

Y sin importar cómo se le llame, siempre será una deliciosa elección para aquellos que disfrutan de una buena carne.

Artículos relacionados