milesimas de pulgada simbolo

Descubre qué simboliza la medida Milésimas de Pulgada en la conversión mm a pulgadas

La medida de la pulgada es una unidad de longitud que ha sido utilizada con diversos valores en todo el mundo, y que aún se mantiene en uso principalmente en naciones anglosajonas como Estados Unidos y Reino Unido. La mayoría de los demás países han adoptado el metro como su principal unidad de medida de longitud, aunque los países mencionados se encuentran en proceso de transición hacia esta medida.

Conversión de pulgadas a milímetros Cuánto miden realmente

Si tenemos una medida en pulgadas, podemos obtener su equivalente en milímetros utilizando la regla de tres, teniendo en cuenta que una pulgada equivale a 25,4 mm. Para ello, simplemente tenemos que multiplicar la medida en pulgadas por 25,4 y obtendremos la misma medida en milímetros. Esta es una forma sencilla de convertir entre pulgadas y milímetros. Además, ten en cuenta que estos valores son aproximados, ya que la equivalencia exacta es de 25,4 mm para una pulgada y no todos los instrumentos de medición pueden ser precisos al cien por cien. En cualquier caso, esta conversión nos resultará útil para poder manejar medidas en ambas unidades y adaptarnos a las diferentes formas de medir que existen en distintas partes del mundo. ¡No olvides tener en cuenta esta fórmula la próxima vez que tengas que convertir alguna medida en pulgadas a milímetros!

Contexto de usoeditar

Medición del grosor de diversos materiales

A menudo necesitamos saber el grosor de diferentes objetos, como papel, películas, láminas de metal o plástico, cables, entre otros. En este sentido, una medida utilizada comúnmente es el mil circular (cmil), que se basa en un círculo con un diámetro de un mil.

Este término se emplea para denominar las áreas de sección transversal de objetos cilíndricos, como cables eléctricos o tuberías. Se suele expresar en unidades de cmil por pulgada cuadrada (cmil/in²), y se usa para determinar la capacidad de carga de estos materiales.

El cmil también es útil en la industria del papel, ya que permite medir con precisión el espesor de hojas o bobinas de papel. De igual manera, en la producción de películas plásticas o láminas de metal, esta medida es de gran utilidad para asegurar la calidad del producto final.

Además de su aplicación en la industria, el cmil también es utilizado en el ámbito académico, especialmente en cursos relacionados con ingeniería, física y química, donde se estudian los efectos del grosor en el comportamiento de distintos materiales.

Conversión a distintas medidas de longitud

La incorporación de la centésima de pulgada como unidad base en el ámbito de la ingeniería y el mecanizado es comúnmente atribuida a Joseph Whitworth, quien en 1857 declaró:

...en lugar de que nuestros ingenieros y maquinistas piensen en fracciones tales como octavos, dieciseisavos y treinta-segundos de una pulgada, sería conveniente que comenzaran a pensar y hablar en términos de décimas, centésimas y milésimas...

La principal idea expuesta por Whitworth consistía en promover la decimalización en lugar de seguir utilizando fracciones basadas en sucesivas divisiones en mitades. Sin embargo, al mencionar el concepto de milésimas, también estaba planteando la posibilidad de una división aún más precisa que la utilizada hasta entonces. Hasta ese momento, trabajadores como constructores de molinos, caldereros y maquinistas medían únicamente en fracciones tradicionales de una pulgada, dividiendo sucesivamente en mitades hasta llegar a 64avos (1, 1/2, 1/4, 1/8, 1/16, 1/32, 1/64). Cada 64avo equivale a aproximadamente 16 mil púas. La comunicación sobre medidas aún más pequeñas que un 64avo de pulgada era subjetiva y dificultaba el proceso de trabajo.

Transformación de milímetros a fracciones o milésimas de pulgada

La conversión de medidas puede ser un poco más laboriosa, pero en realidad es sencilla. Solo es necesario dividir el valor en milímetros entre 25,4 mm/in. Por ejemplo, si tenemos 70 mm, al dividirlo entre 25,4 mm/in obtenemos 2.756 in (o dos mil setecientos cincuenta y seis milésimas de pulgada), la forma en milesimal de la pulgada.

Ahora, si queremos obtener la medida en fracciones de pulgada, simplemente restamos la parte entera y la guardamos: 2.756 in – 2 in = 0.756 in. Luego, multiplicamos este valor por 128/128 (la menor fracción de pulgada utilizada en ingeniería mecánica y equivalente a um, el elemento neutro de la multiplicación) y obtenemos como resultado 96,77/128. Redondeamos el numerador a 97/128 in y le sumamos la parte entera que habíamos guardado, quedando un resultado de 2.97/128 in.

Es importante mencionar que al ser el numerador un número impar, no es necesario simplificar la fracción. Sin embargo, en caso de que el numerador sea par, se recomienda simplificarla.

Para practicar esta conversión, puede utilizar nuestro Simulador Interactivo y comparar los resultados obtenidos con los indicados en el programa de cálculo de dimensiones lineales en milímetros, fracciones y milésimas de pulgada. ¡Verá lo sencillo que es dominar este proceso!

La evolución de la medida imperial Una mirada a través de la pulgada

La pulgada es una medida de longitud que ha existido desde antes de la época romana y que se utilizaba en la mayoría de los sistemas de medidas de los países occidentales antes de la introducción del sistema métrico decimal. En Inglaterra, se menciona por primera vez en las Leyes de Æthelberht de la temprana Edad Media, específicamente en el párrafo LXVII que establece multas por heridas de diferentes profundidades. Traducida como "Si un muslo es herido, se deberá pagar una multa de 6 chelines por cada puñalada. Por una puñalada de más de una pulgada de profundidad, 1 chelín, por una puñalada de entre 2 y 3 pulgadas, 2 chelines, por una puñalada de más...".

Antiguamente, una unidad de medida anglosajona era el barleycorn. Después de 1066, se adoptó como definición oficial de la pulgada que equivalía a 3 barleycorns, y esta definición se mantuvo durante varios siglos. En 1324, el rey Eduardo II de Inglaterra estableció una definición legal de la pulgada como "tres granos de cebada, secos y redondos, puestos uno al lado del otro, en línea".

Pulgada anglosajonaeditar

La única superviviente: la pulgada es una unidad de medida anglosajona que se representa mediante los símbolos "in" o ″. Aunque actualmente en Estados Unidos se utiliza una pulgada de 25,4 milímetros, en otros países como Panamá siguen usando medidas anglosajonas a pesar de haber adoptado el Sistema Internacional de unidades como oficial.

El Acuerdo Internacional sobre la Yarda y la Libra, firmado en julio de 1959, estableció que la longitud de la yarda oficial en Estados Unidos y en los países de la Mancomunidad de Naciones sería de exactamente 0,9144 metros. Por lo tanto, la pulgada internacional se define exactamente como 25,4 milímetros. Esta medida es 2 ppm más corta que la definición anterior de EE. UU. y 1,7 ppm más larga que la definición británica anterior.

El acuerdo de 1959 marcó el fin de una serie de eventos que comenzaron en 1930 con la adopción por parte de la British Standards Institution de una pulgada estándar científica de 25,4 milímetros.

Usoeditar

La Pulgada: una medida de longitud ampliamente utilizada en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido


La pulgada es una unidad de medida comúnmente utilizada en tres países: Estados Unidos, Canadá y Reino Unido. Además, en Japón también se utiliza para medir piezas electrónicas, en particular, pantallas de visualización.


En algunos países de Europa continental, la pulgada también se utiliza informalmente para medir pantallas de visualización. Sin embargo, en el Reino Unido, se ha establecido que debe ser la unidad principal para señales de tráfico y medidas de distancia en el sector público desde 1995.


Uso de las pulgadas en llantas y neumáticos de vehículos

Las pulgadas se usan con frecuencia para especificar el diámetro de las llantas de los vehículos y el tamaño correspondiente de los neumáticos en los Códigos de Neumáticos (cita requerida).


Símbolo estándar y convenciones para denotar las pulgadas y los pies

El símbolo universal de la pulgada es in (ISO 31-1, Anexo A). Sin embargo, tradicionalmente, se representa con un doble primo, a menudo sustituido por comillas dobles. Por otro lado, el pie se representa con un solo primo, que a menudo es reemplazado por un apóstrofo. Por ejemplo, 3 pies y 2 pulgadas pueden escribirse como 3' 2''. Esta convención es similar a cómo se usan las comillas simples y dobles para indicar la primera y segunda porción de la hora, así como para los grados.

Artículos relacionados