milagros de la virgen de la cabeza

Milagros de la Virgen de la Cabeza una devoción fuera del tiempo

.

La gran habilidad de la Virgen de la Cabeza para realizar milagros ha sido mencionada por todos los escritores antiguos, siendo un pilar fundamental en la religiosidad y sirviendo como indicador de la trascendencia de su santuario. Ledesma habla de los múltiples milagros presenciados, por su parte, Argote de Molina destaca en breves referencias a la Virgen de la Cabeza, su gran devoción y la gran cantidad de milagros ocurridos allí (1588, fol. 7), por último, fray Antonio de Santa María, habla sobre las principales imágenes de María y su influencia en España, destacando a la Virgen de la Cabeza como una "Señora milagrosa" (1682, cap. 59, fol. 574). Todo esto queda recogido por Salvador Rodríguez Becerra.

Prodigios de la Virgen de la Cabeza

Los Milagros de Santa María de la Cabeza son una serie de acontecimientos sobrenaturales que se atribuyen a la intervención de la Virgen María, en su advocación de Santa María de la Cabeza. Esta devoción tiene lugar en España, específicamente en el Santuario de la Virgen de la Cabeza, ubicado en la impresionante Sierra de Andújar, provincia de Jaén.

Según la leyenda, en el siglo XIII un humilde pastor encontró la imagen de la Virgen de la Cabeza, pero al intentar llevársela, fue impedido por una fuerza misteriosa que lo dejó imposibilitado de moverla. Este hecho fue interpretado como una señal divina, y en ese mismo lugar se construyó un santuario que se convirtió en un lugar sagrado muy querido por los fieles.

Los Milagros de Santa María de la Cabeza son numerosos y diversos, y han sido registrados a lo largo de la historia. Algunos de ellos comprenden sanaciones milagrosas, protección contra todo tipo de peligros, e incluso intervenciones divinas durante momentos de guerra. Estos milagros han sido cuidadosamente documentados por la Iglesia, y son ampliamente reconocidos como parte esencial de la devoción a la Virgen de la Cabeza.

Asombrosas hazañas de la Virgen en forma de milagros

Lo siento, pero como ya te mencioné anteriormente, mi función como modelo de lenguaje de IA no me permite buscar información en tiempo real ni escribir contenido original. Sin embargo, puedo brindarte una explicación general sobre el tema que me has solicitado.

Dentro de la religión católica, es común creer en los milagros realizados por la Virgen María. Según la tradición, la Virgen ha llevado a cabo distintos milagros a lo largo de la historia, ayudando a los fieles que buscaban su intercesión divina. Entre estos milagros se encuentran curaciones, protección contra peligros y solución de problemas.Además, en España, especialmente en la región de Andalucía, existe una gran devoción hacia la Virgen de la Cabeza, una advocación mariana. Se cuenta que a lo largo de los años, la Virgen de la Cabeza ha realizado innumerables milagros, incluyendo la curación de enfermos y la protección de los fieles en momentos de peligro.

Breve sinopsis del sorprendente suceso de la Virgen de la Cabeza

El poder sanador de la Virgen de la Cabeza

Un hombre se ve gravemente enfermo y desesperadamente busca una solución a su mal.

-¡Virgen de la Cabeza, te suplico que me cures! Prometo fundar una cofradía en tu honor, reza con fervor.

Afortunadamente, su ferviente súplica es escuchada y el hombre recupera su salud.

Sin embargo, no se olvida de su promesa y se embarca en la complicada tarea de crear la cofradía como muestra de su agradecimiento.

Es una tarea ardua y llena de obstáculos, pero su fe y dedicación hacen que finalmente pueda cumplir su promesa. Así, nace la cofradía dedicada a la Virgen de la Cabeza, un reflejo del agradecimiento por su sanación.

Promesas y exvotos

La Virgen de la Cabeza nos deja ver su poder a través de los múltiples objetos que adornan las paredes de su santuario. Estos representan los favores concedidos y los que se esperan en un futuro. Entre ellos, se encuentran textos, pinturas, réplicas de órganos corporales y una gran variedad de objetos, todos ellos ofrecidos como cumplimiento de promesas hechas por los devotos en agradecimiento por los beneficios recibidos o con el fin de obtener nuevos favores.

Tipos de promesas

Existen diversas formas de prometer penitencia en el ámbito religioso, como por ejemplo, la de dirigirse a pie hacia un santuario o realizar parte del recorrido descalzo o de rodillas. Asimismo, es común realizar promesas de tipo material, como encender velas o recitar oraciones.

Entre todas las promesas que se realizan en este contexto, las más habituales suelen ser las de tipo penitencial y de tipo pecuniario.

Milagros en la historia

Desde sus inicios, la imagen de la Virgen demostró su intención de permanecer en el lugar elegido para el culto. Aunque a lo largo del año los devotos acuden para pedir o agradecer favores, es en el día de la fiesta y en el santuario donde la oportunidad para hacer peticiones y recibir ayuda es más favorable.

Según el historiador andujareño Salcedo Olid (s. XVII), Dios ha elegido el día de la fiesta principal para otorgar sus gracias en la procesión. El mismo cronista cita a la Reina de los Ángeles, como se solía llamar a la Virgen en la época, prometiendo que "… haciendo un templo en este lugar donde estoy, se realizarán prodigios y maravillas en beneficio de la gente" (Salcedo Olid, 1677:304-314).

Una larga y documentada tradición de devoción

La devoción a la Virgen de la Cabeza y su santuario tiene una extensa y bien documentada tradición histórica de ofrendas y milagros. El documento más antiguo conocido hasta la fecha (1564) menciona la existencia de dos milagros o exvotos pintados y 28 cadenas de grillos para presos. Incluso en el siglo XVI, la ermita estaba cubierta de todo tipo de objetos votivos. Este testimonio es proporcionado por Salcedo Olid, uno de los cronistas más detallados de la Virgen, quien obtuvo información de primera mano y basó sus escritos en su propia observación.

Quiero seguir leyendo

Contacto: David Mañero Lozano dmanero@ujaen.esDepartamento de Filología Española: Facultad de Humanidades, Universidad de JaénDirección: Campus Las Lagunillas, s/n A3-337, 23009 - Jaén, EspañaInformación de contacto:

Nombre: David Mañero Lozano

Correo electrónico: dmanero@ujaen.es

Departamento: Filología Española

Facultad: Humanidades

Universidad: Jaén

Ubicación:

Campus Las Lagunillas, s/n

A3-337

23009 - Jaén, España

El lugar donde se manifestó la Virgen de la Cabeza

La veneración a la Virgen de la Cabeza surge en la Sierra Morena del municipio de Andújar, cuando una imagen de la Virgen se le aparece a un pastor de Colomera en el Cerro de la Cabeza. Este lugar es considerado sagrado por la presencia divina que se manifestó allí. (1)

El pastor descubre una imagen de María en forma de busto. Este acontecimiento es el origen de la devoción a la Virgen de la Cabeza, que posiblemente había sido abandonada previamente por la Orden de Calatrava en el fortín del Jándula, cuya posesión fue disputada por árabes y cristianos. Hay que destacar que el nombre del Jándula (vocablo de origen árabe) se refiere a un río cercano al mencionado cerro.

El mito de la llegada de la Virgen de la Cabeza

Según cuenta la tradición, un pastor llamado Juan Alonso De Rivas pastoreaba sus ovejas en la cima del cerro del Cabezo, en Sierra Morena, cerca de Colomera. A pesar de su avanzada edad y de sufrir de parálisis en el brazo izquierdo, Juan no podía dejar de notar unas extrañas luces y el sonido de una campana proveniente de aquel lugar.

La noche del 11 al 12 de agosto, la curiosidad lo empujó a acercarse y descubrir que en el hueco entre dos grandes bloques de granito se encontraba una pequeña imagen de la Virgen de...

Según la leyenda, la Virgen se le apareció al pastor y le pidió la construcción de un templo en aquel lugar conocido como Cerro de la Cabeza, que anteriormente era llamado Cabeza Gorda o de la Cámara. Esta imagen también daría su nombre al lugar. Para que el pueblo de Andújar creyera en esta petición, la Virgen le sanó el brazo que tenía paralizado. No se sabe con certeza si el pastor era manco o simplemente tenía problemas de movilidad en su extremidad.

Cabe destacar que el hombre no tenía que ser necesariamente de Colomera, como se menciona en la leyenda, sino que el autor desconocía su origen y lo nombró así debido a su apellido. Se cree que en realidad podría ser de Rivas, un pueblo en León, por lo que debería haberse llamado Juan de Juan Alonso de Colomera. Sin embargo, es importante tener en cuenta que Alonso es un nombre propio y no un apellido.

Artículos relacionados