la palabra dable

Dable Encuentra la definición exacta con los mejores diccionarios en línea

Redefiniendo el texto:

Por favor, modifica el siguiente escrito con un enfoque diferente, empleando distintas palabras y estructuras de oraciones, aunque manteniendo el contenido esencial.

Fácil explicación de lo que significa dable

Diccionario General de Español
Busca una palabra por su letra inicial o por su categoría en nuestro completo diccionario de la lengua española.

Indice
Encuentra rápidamente la palabra que estás buscando utilizando nuestro índice alfabético.

Categorías
Explora nuestras múltiples categorías para ampliar tu conocimiento y comprender mejor el significado de las palabras.

Inteligencia Artificial
Nuestro sistema de Generador de Oraciones te ayudará a construir oraciones correctas usando las palabras que hayas buscado en nuestro diccionario.

Buscar por letra
¿No sabes cómo se escribe una palabra? Simplemente haz clic en su letra inicial y encontrarás una lista de palabras que comienzan con ella.

Buscar por categoría
¿Tienes interés en un tema específico? Navega por nuestras categorías para encontrar palabras relacionadas con la anatomía, el arte y la cultura, la biología, las ciencias, los deportes, la física y la química, la literatura, las matemáticas, la medicina, las palabras cultas, la religión y la zoología. ¡No te quedes sin explorar nuestras varias categorías!

¿Qué significa "dable"? Una exploración del término en el contexto del derecho.

En el mundo del derecho, es común encontrarse con términos que pueden resultar confusos o desconocidos para aquellos que no son expertos en la materia. Uno de estos términos es "dable", el cual puede generar dudas sobre su significado y su importancia en el ámbito jurídico.

Para entender mejor este concepto, es necesario remontarse a sus orígenes en el derecho romano. En latín, "dare" significa "dar", y de ahí proviene el término "dable", el cual se puede traducir como "lo que puede darse" o "lo que puede ser otorgado".

En términos legales, "dable" se refiere a algo que es susceptible de ser entregado o transmitido a otra persona, ya sea en forma de propiedad, posesión, derechos, etc. Esta noción es fundamental en el derecho civil y comercial, ya que define los límites de la transmisión de bienes y derechos entre individuos y entidades jurídicas.

Por lo tanto, podemos concluir que "dable" es un término de gran importancia en el contexto del derecho, ya que su comprensión es esencial para entender cómo se manejan los intercambios y transferencias de bienes y derechos en nuestra sociedad. Además, su uso correcto puede evitar confusiones y malentendidos que puedan generar conflictos legales entre las partes involucradas.

Su comprensión es esencial para una correcta aplicación de las normas jurídicas, y su uso adecuado es clave para evitar conflictos y proteger los derechos de las personas y entidades involucradas en cualquier tipo de intercambio legal.

¿Qué es dable en el campo del derecho? Una mirada detallada a este concepto.

En el ámbito del derecho, el término "dable" tiene una gran importancia y, sin embargo, muchas personas desconocen su significado y alcance. Dable viene del latín dabilis, que significa "que puede ser dado o entregado". Pero, ¿qué significa ser "dable" en el campo del derecho?

En pocas palabras, ser dable en el derecho significa que una persona o entidad tiene la capacidad jurídica para realizar ciertos actos y adquirir derechos y obligaciones. Es decir, tiene el poder para ser sujeto de derechos y deberes legales, y para llevar a cabo acciones que tengan consecuencias legales.

Esta capacidad jurídica también puede ser conocida como capacidad de obrar, y es un concepto fundamental en el derecho ya que establece quiénes pueden realizar actos jurídicos y vincularse legalmente. Por ejemplo, una persona mayor de edad y con plenas facultades mentales es considerada dable, mientras que un menor de edad no lo es.

Otra forma de entender el término dable es a través de su antónimo, inhábil. Una persona inhábil es aquella que no tiene la capacidad jurídica para realizar ciertos actos, ya sea por ser menor de edad, estar bajo tutela o haber sido declarado incapaz.

Es importante mencionar que la capacidad jurídica no se limita solo a personas físicas, sino que también puede aplicarse a personas jurídicas, como empresas o asociaciones. En este caso, ser dable significa tener la capacidad de ejercer derechos y obligaciones en nombre de la entidad.

Es un concepto fundamental para entender cómo funcionan las relaciones legales y quiénes tienen la capacidad de llevarlas a cabo.

Dable: Un sinónimo y su relación con el derecho.

En muchas ocasiones, al hablar de temas legales y jurídicos, nos encontramos con términos que pueden resultar confusos o desconocidos para la mayoría de las personas. Uno de ellos es dable, una palabra que puede sonar extraña pero que tiene una estrecha relación con el derecho.

Dable es un término que proviene del latín "dabilis", que significa "dable o susceptible de ser cesado o transferido". En el ámbito legal, hace referencia a los bienes o derechos que pueden ser objeto de una cesión o transferencia a otra persona o entidad.

Esta noción es fundamental dentro del derecho, ya que permite la circulación de bienes y derechos, otorgando una mayor flexibilidad y dinamismo en las relaciones jurídicas. Por ejemplo, en un contrato de compraventa, el comprador adquiere la propiedad dable del bien, es decir, tiene el derecho de cederlo, transferirlo o enajenarlo a un tercero.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todas las cosas son dables, es decir, no todas pueden ser objeto de una cesión o transferencia. Por ejemplo, los derechos personalísimos, como el derecho a la intimidad o a la imagen, no son dables, ya que son inherentes a la persona y no pueden ser objeto de negociación.

Pero, ¿por qué es relevante conocer el término dable en el ámbito del derecho? La respuesta es sencilla: al tener claro este concepto, podemos entender mejor cómo funciona el sistema jurídico y cómo se regulan las relaciones entre las personas y sus bienes.

Dable según la RAE: Definición y uso en el ámbito jurídico.

La palabra "vable" se ha convertido en un término ampliamente utilizado en el ámbito jurídico, y su importancia radica en su definición según la Real Academia Española (RAE).

Según la RAE, la palabra "vable" es un sustantivo masculino que hace referencia a lo que puede venderse o ser objeto de una transacción comercial.

En el ámbito jurídico, esta definición cobra un significado especial, ya que se utiliza en diferentes situaciones legales donde se comercializa algún tipo de bien o se realiza una transacción financiera.

Dentro del ámbito del derecho, el término "vable" se utiliza en diferentes contextos, como en las leyes de propiedad intelectual, donde se hace referencia a los derechos de autor y su venta o licencia a terceros.

Otro ejemplo de su uso en el ámbito jurídico es en el derecho comercial, donde se utiliza para definir los bienes o activos que pueden ser comprados, vendidos o incluidos en una transacción comercial.

Engendrado y su relación con la noción de dable en el derecho.

Cuando hablamos del término "engendrado" en el ámbito del derecho, nos referimos a la creación de una nueva entidad jurídica o la modificación de una ya existente, a través de un acto legal que cumpla con los requisitos establecidos por la ley.

Esta noción de "engendrado" se encuentra estrechamente ligada con el concepto de "dable". La idea de dable en el derecho se refiere a que una acción puede ser realizada o no, dependiendo de si es permitida o no por la legislación vigente.

En este sentido, el acto de "engendrar" una nueva figura jurídica o modificar una ya existente, debe cumplir con los criterios legales establecidos para que sea considerado como "dable" y, por lo tanto, válido ante los ojos de la ley.

Es importante destacar que el engendramiento debe ser realizado dentro del marco legal correspondiente, ya que de lo contrario puede ser considerado como una acción ilegal y, por ende, nula.

Además, la noción de "engendrado" tiene un gran impacto en el sistema jurídico, ya que a través de este mecanismo se crean nuevas normas y figuras jurídicas que permiten adaptar el derecho a las necesidades de la sociedad en constante cambio.

Sin embargo, siempre debe realizarse dentro del marco legal establecido para garantizar su validez y seguridad jurídica.

El concepto de "dable": Su evolución y aplicación en la práctica jurídica.

Desde tiempos antiguos, la sociedad ha establecido reglas y normas para regular la convivencia humana. Estas normas han evolucionado a lo largo del tiempo y han dado lugar a distintos sistemas jurídicos en todo el mundo. Uno de los conceptos más importantes en el campo del derecho es el de "dable".

Dable proviene del latín "dare", que significa "dar". En el contexto jurídico, se refiere a la capacidad de un individuo para realizar actos jurídicos y adquirir derechos y obligaciones. En otras palabras, es la habilidad de ser sujeto de derecho y actuar en consecuencia. Este concepto ha tenido una evolución significativa a lo largo de la historia.

En la antigüedad, el dable se limitaba principalmente a los hombres libres y propietarios, excluyendo a las mujeres, esclavos y personas de bajos recursos. Con el paso del tiempo y la evolución de las sociedades, se han establecido leyes para garantizar la igualdad y protección de todos los ciudadanos, independientemente de su género, estatus social o riqueza.

Hoy en día, el concepto de dable es mucho más amplio y abarca aspectos como la capacidad mental y física para realizar actos jurídicos. Las personas con discapacidades mentales o físicas tienen el derecho de ser consideradas dables y gozar de los mismos derechos y protecciones legales que cualquier otro ciudadano. Además, también se ha ampliado el concepto de dable para incluir a las empresas y otras entidades jurídicas.

En la práctica jurídica, es fundamental comprender y aplicar correctamente el concepto de dable para garantizar la protección y cumplimiento de los derechos y obligaciones de todas las personas y entidades involucradas en un caso. De esta manera, se promueve la justicia y la equidad en la sociedad.

Artículos relacionados