habitaciones bicolores ideas para pintar con dos colores

Habitaciones bicolores: ideas para pintar con dos colores con éxito

Es hora de darle una nueva apariencia al lugar y surgen algunas interrogantes: ¿de qué manera puedo pintar una habitación con dos tonos diferentes? ¿En qué paredes debo hacerlo? ¿Es lo mismo en una habitación de adultos que en una de niños? ¿Cómo puedo unir dos colores distintos en una misma pared? Afortunadamente, en este artículo se responderán todas estas preguntas como si se tratara de un sueño hecho realidad por un experto en pintura. Así que, prepárate para utilizar el rodillo de pintura...

Mezclando el esquema cromático de mi cuarto tips y trucos

¿Cómo elegir la combinación perfecta de colores para una habitación de matrimonio?

Antes de empezar, es importante tener en mente el objetivo que queremos lograr en la habitación. En general, el dormitorio es un lugar donde buscamos relajación y comodidad, por lo que es recomendable utilizar colores neutros que transmitan armonía y tranquilidad.

Además, es fundamental tener en cuenta la luminosidad y el tamaño de la habitación. Por ejemplo, en dormitorios pequeños se recomienda utilizar predominantemente blanco, en cualquiera de sus tonalidades, combinado con otros colores neutros en la gama de los tonos tierra. Esta combinación funciona muy bien para lograr el ambiente deseado.

Una idea interesante es dejar que los colores neutros predominen en las paredes y utilizar colores más intensos en la ropa de cama, agregando así un toque de color sin saturar el espacio.

Para aquellos que buscan una habitación más luminosa y alegre, el verde es una excelente opción, ya que nos conecta con la naturaleza. Del mismo modo, el azul, que no solo se limita a decoraciones de estilo marinero, puede ser una buena elección. Estos dos tonos son fríos, pero al combinarlos con colores como el beige, el tono taupe o los tonos arena en intensidades medias, se logra un ambiente más cálido y acogedor.

Transforma tu dormitorio con una combinación de dos tonalidades en la técnica de pintura

Si quieres darle un toque especial a tu habitación de matrimonio, ¿por qué no considerar pintarla en dos colores diferentes? Aquí te presentamos algunas ideas para que sepas cómo darle vida a las paredes, independientemente de los muebles y la ropa de cama que vayas a utilizar más tarde.

Una opción interesante sería pintar la pared principal de tu habitación con un color intenso y utilizar tonos más suaves en las paredes adyacentes. De esta manera, crearás un punto focal y a la vez le darás una sensación de amplitud y luminosidad al espacio.

Otra opción es pintar la mitad inferior de las paredes en un color y la mitad superior en otro. Esta técnica, llamada "pintar a media altura", es ideal para habitaciones con techos altos, ya que ayuda a hacer que el techo parezca más bajo y, por lo tanto, la habitación se sienta más acogedora.

Si prefieres un look más moderno y minimalista, puedes optar por pintar la mitad superior de las paredes con un color y la mitad inferior con un tono más oscuro. Este efecto es perfecto para habitaciones con una decoración sencilla y limpia.

Otra opción creativa es utilizar diferentes tonos de un mismo color en las paredes. Por ejemplo, puedes pintar las paredes con una base de color blanco y luego agregar una tonalidad más clara en una pared y una más oscura en otra. Esto le dará profundidad y dimensión a tu habitación.

Experimenta con diferentes combinaciones y encuentra la que mejor se adapte a tu estilo y gustos. ¡Seguro que el resultado será sorprendente!

Zócalo de dos tonos sobre paredes contrastantes

Presentamos una variante de las primeras imágenes, con el zócalo pintado más alto. Esta opción es ideal para casas con techos altos, ya que otorga una sensación acogedora que el simple uso del blanco no brinda. Sin embargo, en hogares con techos bajos, es preferible evitar esta opción.

Puertas y paredes bicolor

Un truco para lograr un acabado llamativo es mantener la continuidad en la decoración al pintar tus puertas con el mismo color de la pared. También puedes aplicar esta técnica en cuadros, radiadores y muebles, ¡perfecto para impresionar a tus visitas! No olvides tener en cuenta los diferentes materiales a la hora de elegir la pintura adecuada. Farrow and Ball ofrece una variedad de 132 colores en distintos tipos de pintura y modalidades. Con Estate Emulsion y Modern Emulsion podrás pintar a tu gusto paredes y techos, mientras que Estate Eggshell es ideal para muebles y radiadores. ¡Consigue una coordinación perfecta en tu decoración con esta técnica!

Preparación para una pintura bicolor en habitación de adultos

Elige los mejores colores para tu habitación según tus muebles

Antes de decantarte por los colores que adornarán las paredes de tu cuarto, es fundamental tomar en cuenta tus muebles. Para lograr una atmósfera atractiva, los tonos seleccionados deben armonizar con el estilo de tus muebles. Es esencial que tu cabecero, sábanas, cortinas y piezas decorativas puedan combinar con los nuevos colores elegidos. No olvides que es fundamental que tu armario, cómoda o cama nido se ajusten al tono más claro.


Opta por un tono frío como color principal para crear un ambiente relajante

Siempre que busques conseguir una atmósfera más tranquila, es recomendable utilizar un tono frío como color principal. Para lograr una combinación efectiva de dos colores en una habitación, es importante que el tono más oscuro esté presente en la pared donde se encuentra la ventana. De esta manera, la luz se reflejará en la pared más clara que está enfrente. Esto también permite que los espacios menos iluminados reciban la luz y el color más claro, lo que resalta el volumen de la habitación.

La combinación de dos colores en una habitación

Armonizar dos colores en una habitación puede ser todo un reto, ya que puede afectar la sensación de espacio. Sin embargo, existe una solución sencilla que consiste en pintar una parte de la pared con un tono y la otra parte con otro diferente. ¡Los resultados son sorprendentes!

Este truco no solo añade profundidad y amplitud a la habitación, sino que también es muy útil para delimitar distintas zonas dentro del mismo espacio. Por ejemplo, en una habitación infantil, pintar la mitad inferior de la pared con un tono pastel y la mitad superior de blanco creará un ambiente lúdico y acogedor. Además, coloca una cama blanca para mantener la armonía en la habitación.

En el caso de una habitación para adultos, se pueden utilizar tonos más atrevidos y combinaciones como el verde savia o el azul eléctrico para crear un ambiente moderno y elegante.

Delimitar los espacios con dos colores

Además de crear una sensación de profundidad, la aplicación de dos colores en una habitación permite marcar visualmente diferentes espacios dentro de la misma estancia. Simplemente pintando una pared, se puede crear una zona de trabajo o una zona de lectura en una habitación con rincones.

Por ejemplo, si se pinta un fondo de un color diferente al resto de la habitación, se puede delimitar fácilmente una zona de trabajo sin necesidad de instalar muros o divisiones. De la misma manera, se puede crear una zona de lectura colocando una librería en un rincón y pintando el fondo con un color llamativo que la haga destacar. ¡Una manera sencilla y efectiva de aprovechar al máximo el espacio disponible en una habitación!

Decorando una habitación para niños Cómo combinar dos tonalidades en la pintura

Decorando una habitación infantil con dos colores

Al igual que en una habitación de matrimonio, las posibilidades y combinaciones para pintar una habitación infantil con dos colores son las mismas. El objetivo sigue siendo crear una atmósfera serena, aunque en este caso podemos jugar con colores más vivos y dinámicos.

Estos colores pueden usarse para zonificar el espacio y crear dos áreas distintas en una misma habitación. Por ejemplo, una zona de juegos o estudio y otra de descanso con la cama. En la primera, donde se realizan actividades más importantes durante el día, podemos utilizar pinceladas de colores para animar el ambiente. Mientras que en la zona de descanso, es recomendable optar por tonos más relajantes y suaves.

La técnica para dividir dos tonos en una pared

¡Es esencial señalar y delimitar adecuadamente el área donde se aplicará cada color! Para lograrlo, se debe primero pintar uno, esperar a que seque y luego proceder con el otro. Es importante usar cinta de pintor o carrocero en el encuentro para lograr límites perfectos.

¡Descubre la transformación de un mini piso de 20 m2 en una ingeniosa casa dúplex con planos y fotos antes y después! Conoce cómo se ganó luz, estilo y una terraza en un espacio mal aprovechado.

¡No te pierdas las fantásticas ideas de decoración suscribiéndote a nuestras newsletter de El Mueble! Recibirás las mejores fotos, trucos para aprovechar el espacio, consejos de decoradores ¡y mucho más!

Diseñando paredes en dos tonos con toques únicos

La creatividad en la selección de colores es fundamental para lograr una separación impactante. Una sugerencia novedosa es utilizar un diseño para delimitar ambos tonos. Para curvas, una plantilla es de gran ayuda, mientras que cinta de carrocero es suficiente para ángulos. ¿Quieres un toque divertido? ¡Imagina una montaña en la habitación de un niño aventurero!

Paredes bicolor en vertical

El contraste de colores determina la intensidad del efecto.

Si eres arriesgado, apuesta por la combinación de amarillo y negro.

¿Prefieres un acabado sutil?

Hazlo con colores pastel o tonos discretos como azul y blanco.

Artículos relacionados