el cucharón de daganzo sigue abierto

Estado actual de El Cucharón de Daganzo tras aparecer en Pesadilla en la Cocina

Octubre de 2012 marcó el debut de Alberto Chicote y su programa 'Pesadilla en la cocina' en la pequeña pantalla, con el objetivo de rescatar restaurantes al borde de la bancarrota. Con su talento culinario, el chef español se convirtió en la última esperanza para estos establecimientos, aunque lamentablemente no pudo salvar a todos y algunos tuvieron que cerrar sus puertas.

La Encantadora Villa del Rusiñol en Aranjuez Madrid

El impacto del programa emitido en La Sexta no fue suficiente para salvar al restaurante Rusiñol, que cerró apenas dos semanas después. A pesar de la llegada de Chicote, famoso chef y presentador, el local ubicado en Aranjuez seguía acumulando una deuda de alrededor de 50.000 euros, y nada pudo hacer por sus dueños. Con el tiempo, tomaron la decisión de cerrar el negocio e iniciar una nueva empresa.

Restaurantes que sucumbieron ante el impacto de Chicote

Casa Pili es un restaurante que causó una gran impresión en el programa Pesadilla en la cocina. Sin embargo, su dueña reconoció que su comida era mala, vomitando incluso al probarla.

A pesar de contar con el apoyo del público y de mejorar considerablemente gracias a la intervención de Chicote, Casa Pili no pudo sobrevivir y finalmente anunció su cierre a través de su página de Facebook.

Este restaurante fue testigo de una fuerte discusión entre el dueño y el camarero durante el programa de Chicote. Sin embargo, cuando el episodio se emitió, el local ya había cerrado y vuelto a abrir con un nuevo nombre y nuevos propietarios.

Tras seguir el consejo de Chicote y cambiar su nombre a Gold Beach, este restaurante intentó levantar cabeza. Lamentablemente, no logró recuperarse y cerró sus puertas un año y medio después. Entre los problemas que contribuyeron a su fracaso, se encontraba el hecho de que los camareros bebían mientras trabajaban.

Montses Corner Daganzo de Arriba Madrid A hidden gem

Chicote decidió renombrar el establecimiento El cucharón de Daganzo y emprendió una completa transformación durante la grabación del programa. Sin embargo, todo fue en vano, ya que al momento de su emisión, el local ya había cerrado sus puertas.

La Morada de Montse en Daganzo Madrid

El Restaurante que se Transformó en El Cucharón de Daganzo

Después de la intervención de Pesadilla en la cocina, este establecimiento cambió por completo su imagen y su nombre, convirtiéndose en El Cucharón de Daganzo. Sin embargo, este cambio no dio los resultados esperados.

Desafortunadamente, en lugar de mejorar, El Cucharón de Daganzo sufrió un drástico descenso en su popularidad y rentabilidad. Antes de que el programa fuera emitido, el restaurante ya había cerrado por completo, sugiriendo que su destino estaba sellado desde mucho antes.

Tras su participación en Pesadilla en la cocina, el futuro del restaurante El Cucharón de Daganzo quedó en entredicho. A pesar de los esfuerzos por renovarse, el resultado final fue decepcionante y terminó por hundirse completamente.

Juan de Austria Madrid

Juan de Austria: un restaurante en la memoria de los espectadores de Pesadilla en la cocina

Sin duda, Juan de Austria es uno de los establecimientos gastronómicos más recordados por los seguidores del famoso programa Pesadilla en la cocina. Sin embargo, a diferencia de los demás, este no logró superar los difíciles momentos que atravesaba antes de la llegada de Chicote. Las críticas negativas de sus comensales fueron constantes y, finalmente, tuvo que cerrar permanentemente sus puertas.

La caída de los establecimientos más famosos ante la crítica de Chicote

En su primer recorrido por la famosa serie de televisión Pesadilla en la cocina, el chef Alberto Chicote visitó La Tana, un restaurante ubicado en Pinto (Madrid). Desafortunadamente, años después el establecimiento tuvo que cerrar, no por culpa del programa, sino por circunstancias externas.

Pero sin duda, el que se quedó grabado en la memoria de los espectadores fue su segundo destino: Nuevo Da Vinci, situado en Moraira (Alicante). Poco después de aparecer en la pantalla, su dueño tomó la decisión de cerrar el negocio y aseguró que nunca volvería a repetir la experiencia, pues no le agradó el resultado obtenido.

Otro local que decidió cerrar sus puertas después de ser parte de Pesadilla en la cocina fue El Castro de Lugo, un restaurante gallego localizado en el barrio madrileño de Tetuán. Este fue el protagonista del quinto episodio, y Chicote no dudó en afirmar que había sido "la mayor falta de higiene" que había visto en toda su carrera profesional. Sin embargo, aún quedaban muchos otros casos por descubrir en su camino.

Casa Pili CastroUrdiales Cantabria

Un aspecto destacado de este programa fue que la propietaria vomitó tras probar su comida, pero a pesar de esto, la audiencia la recibió muy bien y el restaurante logró recuperarse. Sin embargo, lamentablemente, al final tuvo que cerrar sus puertas, tal y como ella anunció en su perfil de Facebook.

Juan de Austria Madrid

Chicote llegó a uno de los programas más memorables, pero a pesar de sus esfuerzos las críticas negativas persistían y finalmente tuvo que cerrar el establecimiento.

El paso de Chicote por el programa no logró revertir la mala reputación que tenía el lugar, a pesar de ser uno de los más populares en su momento.

Aunque Chicote hizo todo lo posible, las críticas negativas no cesaron y finalmente el local tuvo que cerrar.

A pesar de los intentos de Chicote por mejorar la situación, el programa no consiguió dejar atrás las malas críticas y el establecimiento se vio obligado a cerrar sus puertas.

Chicote intentó cambiar las cosas, pero las críticas malas continuaron y el cierre del restaurante fue inevitable.

Aunque Chicote puso todo su empeño en mejorar el funcionamiento del programa, las críticas negativas persistieron y finalmente el restaurante tuvo que cerrar.

La Residencia de Navalcarnero Madrid

En la segunda temporada, Chicote debió enfrentarse a uno de los restaurantes más problemáticos hasta el momento. Enfadado por la intervención de Pesadilla en la cocina en su establecimiento, José Luis Sanz, dueño de La Mansión de Navalcarnero, no dudó en denunciar al programa, según lo relató a ABC.

Cool Palace Madrid

El relato agridulce de la experiencia de Alberto Chicote en Cool Palace

La triste noticia del cierre de Cool Palace, también conocido como La Panmediterránea, fue confirmada por el propio Alberto Chicote durante una visita al restaurante. Farid, el dueño, le relató que a pesar de los buenos resultados iniciales tras su intervención en el programa, no pudieron mantener el negocio siguiendo sus recomendaciones y finalmente tuvieron que cerrar.

Otras webs del grupo

No se permite la reproducción de este contenido sin la autorización escrita de la empresa. Esto está contemplado en el artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual. Además, la empresa quiere dejar registrado que mantiene los derechos reservados, tanto por su cuenta como por medio de sus redactores o autores, según lo establecido en el artículo 33.1 de dicha ley.

La Tarantella Barcelona

Otra figura italiana en el corazón de la capital catalana. Chicote arribó con el propósito de resolver una situación desesperada, marcada por deudas y la pérdida del progenitor del propietario. A pesar de los esfuerzos del cocinero, el establecimiento llegó a su final.

Hot Beach Alicante

La breve mejoría en las críticas tras la visita de Chicote al restaurante no logró salvarlo de su eventual cierre un año y medio después. Además, durante su paso por el programa, se descubrió que uno de los camareros consumía alcohol durante su turno de trabajo.

Cool Palace Madrid

Después de la emisión de este capítulo, Chicote volvió a visitar al dueño del restaurante en un momento posterior. El propietario le contó que a pesar del éxito que tuvo la presencia de Chicote, tuvieron que cerrar el negocio.

Al cabo de un tiempo, Chicote regresó a encontrarse con el hostelero después de la emisión del capítulo. Este le confesó que, a pesar de los buenos resultados obtenidos gracias a la intervención de Chicote, tuvieron que cesar la actividad del local.

Después de la emisión de este capítulo, Chicote volvió a encontrarse con el propietario del restaurante en una fecha posterior. El dueño le relató que, a pesar de que la presencia de Chicote trajo buenos resultados, no pudieron mantener abierto el establecimiento.

Tras la emisión de este episodio, Chicote se reunió nuevamente con el dueño del restaurante en un momento posterior. Este le reveló que, aunque gracias a Chicote habían obtenido éxito, finalmente tuvieron que cerrar el negocio.

Después de la transmisión de este capítulo, Chicote volvió a visitar al empresario del restaurante tiempo después. El propietario le explicó que, a pesar de haber tenido un buen rendimiento gracias a Chicote, tuvieron que poner fin a la actividad del local.

Artículos relacionados