bocadillo de calamares en la plaza mayor de madrid

Bocadillo De Calamares En La Plaza Mayor De Madrid

.

Degustar Madrid sin probar un sándwich de cefalópodos es casi imperdonable. Un panecillo, cortado a la mitad y relleno de calamares empanados y fritos. Se puede servir con salsa, generalmente alioli, o sin ella. Ideal para desayunar, almorzar, picar algo o incluso cenar, pero siempre acompañado de una cerveza bien helada. Sin embargo, en el vasto océano de bares en Madrid, encontrar el lugar adecuado puede ser un reto. Por suerte, TasteAtlas nos brinda la solución, recopilando los mejores establecimientos para degustar un sándwich de calamares en Madrid.

Museo del Jamón

En agosto de 1978, Madrid vio nacer al icónico Museo del Jamón, el cual ha expandido sus locales en las zonas más populares de la capital. Su especialidad, como su nombre lo indica, es el jamón. Sin embargo, también ofrecen a sus clientes otro clásico delicioso: el bocadillo de calamares.

El sabor auténtico del jamón, acompañado de su famoso pan recién horneado, es el plato estrella de este museo gastronómico. Con cada bocado, se puede degustar la tradición y la calidad de esta exquisitez española. Además, su bocadillo de calamares, con su característico crujido y jugosidad, no se queda atrás en cuanto a sabor y popularidad.

En el Museo del Jamón, el plato principal es el jamón con su pan fresco, ofreciendo una experiencia gastronómica inigualable que permite saborear la tradición y calidad de esta delicia española. Pero no podemos dejar de mencionar su delicioso bocadillo de calamares, famoso por su textura crujiente y sabor inigualable.

Cada local del Museo del Jamón cuenta con una decoración acogedora y tradicional, que inmediatamente transporta a los comensales a la esencia de la cultura española. Además, su ambiente animado y su excelente servicio hacen que la experiencia sea aún más placentera.

Sumérgete en la cultura española al visitar cualquier local del Museo del Jamón, con su decoración tradicional y acogedora. Además, su ambiente animado y servicio excepcional harán que tu experiencia sea aún más placentera.

Tanto su jamón como su bocadillo de calamares son una delicia para el paladar y su ambiente es ideal para pasar un momento agradable con familia o amigos.

Ya sea para probar la tradición española en cada bocado o simplemente para pasar un rato agradable en compañía, el Museo del Jamón es el destino perfecto que ofrece lo mejor de la gastronomía de España.

La suprema especialidad madrileña exquisitos calamares en bocadillo

Si estás pensando en visitar Madrid durante un fin de semana, seguramente te preocupará perder tiempo buscando dónde comer. Por eso, te aconsejamos probar lo más delicioso en el Bar La Campana.

En tan solo un fin de semana, es imposible recorrer toda la ciudad y probar cada uno de los platos que ofrece. Por eso, en lugar de perder tiempo buscando, te proponemos que pruebes lo mejor en el Bar La Campana.

¿No quieres perder tiempo buscando dónde comer? Si decides pasar un fin de semana en Madrid, te recomendamos no dejar pasar la oportunidad de probar los platos más deliciosos en el Bar La Campana.

El relato del icónico bocadillo de calamares de la capital española

¿Qué hace al bocadillo de calamares tan especial en la ciudad de Madrid, a pesar de no estar cercana a la costa? Es una pregunta clásica tanto entre los madrileños como entre los visitantes, pero la respuesta no es sencilla.

Una teoría sugiere que, desde el siglo XVI, el pescado comenzó a ser importado desde Galicia, y debido a la distancia, tardaba más de 10 días en llegar a la ciudad. Por tanto, era necesario mantenerlo fresco en pozos de nieve y luego cocinarlo, generalmente rebozado y con limón, para preservar su sabor después de tanto tiempo. Esta podría ser una de las posibles explicaciones. Otra teoría se remonta al siglo XIX, cuando se empezó a notar una fuerte influencia gastronómica andaluza en Madrid, trayendo consigo su tradicional pescado. Asimismo, durante el siglo XX, hubo un importante aumento de restaurantes en Madrid, gestionados principalmente por gallegos...

Pese a no tener una explicación totalmente clara, lo cierto es que este plato tradicional se ha convertido en un símbolo de la ciudad. Y en el restaurante Arrabal, podrás degustar una versión única del el clásico bocadillo de calamares, un producto típico de la comida callejera de Madrid.

La Joya de Atocha

Uno de los sitios más emblemáticos, cuando se habla de bocadillos de calamares, es sin duda el bar fundado en el año 1961 en pleno centro de Madrid, conocida popularmente como “glorieta de Atocha” o plaza del Emperador Carlos V. Todo un lugar de referencia para los turistas que visitan la capital, y sus famosos bocadillos de calamares son su estrella, aunque también ofrecen otros clásicos como callos y torreznos. Sin embargo, su gran fama y extensa trayectoria no van acorde con sus precios, que superan los 7€, algo inusual en este tipo de platos.

Cervecería Plaza Mayor

Un manjar esencial en la plaza Mayor: bocata de calamares

En la plaza Mayor, uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, existe un plato que no puedes dejar de probar: el bocata de calamares. ¿Qué lo hace tan especial? Su sencillez y autenticidad.

No necesitas perder mucho tiempo pensando o buscando, es una opción clara y acertada. Además, su preparación es tan simple que te sorprenderá lo delicioso que es.

El bocata de calamares consiste en una baguette rellena de calamares a la romana y con un toque de mayonesa. La combinación de sabores y texturas es perfecta y, sin duda, te dejará con ganas de más.

Podrás encontrar este plato en muchos establecimientos de la plaza Mayor, pero hay uno en particular que es famoso por su excelencia: la Cervecería Plaza Mayor. ¡Una parada obligada para todos los amantes de los bocatas de calamares!

Un bocado único e inolvidable que representa la esencia de este lugar. ¡Te encantará!

Bocadillo de chipirones al modo Arrabal

Disfruta de un bocadillo de calamares diferente en Arrabal

No todos los bocadillos de calamares son iguales. Nosotros en Arrabal hemos dado un giro al clásico bocata de calamares, añadiéndole un toque personal y moderno: la deliciosa mayonesa de ajo negro.

Nuestro bocadillo es ligero y no resulta grasiento, gracias a su pan delicioso y a los calamares perfectamente cocinados. Una combinación que te dejará un gran sabor de boca en cualquier momento del día.

Puedes llevarte tu bocadillo de calamares y saborearlo en la Plaza Mayor o, si prefieres, disfrutarlo tranquilamente en nuestra tasca, ubicada dentro del Restaurante Arrabal, donde podrás degustar la tradicional gastronomía castiza.

Bar La Ideal

El restaurante que desde finales de 1957 ha deleitado con sus clásicos bocadillos de calamares, es un lugar imperdible para las generaciones que buscan una experiencia gastronómica única. Su encargado, Enrique, nos comparte su secreto: un rebozado hecho únicamente de harina y un punto de fritura perfecto que garantiza un bocadillo suave y sabroso. Rodeado por otros locales en la concurrida Plaza Mayor, La Ideal destaca por ofrecer bocadillos repletos de deliciosos calamares a un precio muy accesible, cercano a los 3 €.

La historia de La Ideal es una de tradición y calidad. Desde sus inicios, este restaurante ha sido reconocido por su habilidad en la preparación de bocadillos de calamares, que han pasado de generación en generación como uno de sus platos estrella. Con una técnica sencilla pero infalible, logran un rebozado crujiente y dorado que envuelve a unos tiernos calamares, siendo el equilibrio perfecto de texturas y sabores.

Ubicado en pleno centro turístico de la ciudad, La Ideal es un lugar popular entre los amantes de la comida callejera. Su bocadillo de calamares se ha convertido en un clásico en la Plaza Mayor, siendo uno de los principales atractivos para los visitantes y locales. Además, destaca por ofrecer una porción generosa de calamares en cada bocadillo a un precio asequible, manteniendo la calidad y frescura de sus ingredientes.

Entre los secretos que hacen del bocadillo de calamares de La Ideal una delicia, se encuentra su famoso rebozado hecho solo con harina. Un detalle que puede parecer simple, pero que resulta en una textura ligera, crujiente y llena de sabor. Además, sus calamares son seleccionados cuidadosamente cada día y fritos en el punto justo, manteniéndose jugosos y tiernos en cada mordisco.

Si quieres probar uno de los bocadillos más icónicos de la ciudad, no puedes dejar de visitar La Ideal. Un lugar que ha sabido mantener su reputación y calidad a lo largo de los años, y que sigue siendo un referente para aquellos que buscan un auténtico y delicioso bocadillo de calamares en la Plaza Mayor.

Artículos relacionados