bildu salva la ley de memoria democratica

La ley de memoria democrática es aprobada gracias a Bildu Qué implica

Se planea establecer una ley de remembranza democrática. Bajo el liderazgo de Pedro Sánchez, el Gobierno ha llegado a un pacto con EH Bildu para aprobar el proyecto que había quedado en suspenso por gran parte de la legislatura debido a la falta de apoyo en el Parlamento.

COMISIÓN DE EVALUACIÓN PARA REVISAR LOS INCIDENTES

En cumplimiento con un acuerdo alcanzado con Bildu y Más País, el Gobierno, dentro del plazo de un año desde su entrada en vigor, está obligado a nombrar una comisión técnica encargada de llevar a cabo un estudio exhaustivo sobre los casos de violación de los derechos humanos a aquellas personas que lucharon por la consolidación de la democracia, los derechos fundamentales y los valores democráticos en el periodo comprendido entre la entrada en vigor de la Constitución y el 31 de diciembre de 1983. Dicho estudio deberá contemplar posibles medidas de reconocimiento y reparación a este colectivo.

Además, se ha modificado la exposición de motivos del acuerdo para justificar la creación de esta comisión. En particular, se menciona la posibilidad de que, incluso después de la entrada en vigor de la Constitución, existan factores que hayan provocado situaciones de vulneración de los derechos humanos a aquellas personas que lucharon por la consolidación de la democracia, los derechos fundamentales y los valores democráticos.

Al ser preguntada acerca de las implicaciones de esta enmienda y su posible alcance en víctimas de la tortura de ETA o de la "guerra sucia", Aizpurua ha enfatizado en que se refiere a todas aquellas personas que hayan sufrido violación de sus derechos humanos, dejando entrever que este colectivo estaría incluido.

Las propuestas de Unidas Podemos han sido aceptadas

En la última sesión del martes, se han dado aprobado todas las enmiendas presentadas por UP. Estas enmiendas tienen como objetivo principal aplicar el derecho internacional a la Ley de Amnistía y establecer una serie de medidas para garantizar los derechos de las víctimas del franquismo.

Entre estas enmiendas, se destaca la creación de un censo de personas que sufrieron bajo la dictadura de Franco y la implementación de una oficina específica para atender a estas víctimas. Además, se busca asegurar el derecho a la investigación histórica sobre los crímenes cometidos durante este período, así como el derecho al resarcimiento de bienes confiscados y sanciones económicas.

Otra medida relevante es la posibilidad de que los descendientes de los brigadistas internacionales puedan solicitar la nacionalidad española. También se ha aprobado la eliminación de los títulos nobiliarios otorgados a 33 personajes del régimen franquista. Por último, se busca introducir estos temas en el currículum escolar para fomentar la educación y sensibilización sobre el tema.

Con estas enmiendas, se persigue garantizar los derechos de las víctimas del franquismo y promover la verdad histórica sobre un período oscuro de la historia española. Es importante seguir avanzando en la recuperación de la memoria y el reconocimiento de la injusticia y el sufrimiento sufrido durante la dictadura.

Te puede interesar

El contenido de esta página web, publicado en 2023 por Europa Press, está protegido por derechos de autor y queda estrictamente prohibida su redistribución o redifusión, incluso de forma parcial, sin el consentimiento expreso previo.

Pacto para deslegitimar tribunales franquistas

El partido independentista EH Bildu tomará una decisión crucial para la supervivencia de la ley de memoria democrática impulsada por el gobierno español. En un acuerdo anunciado este martes, se comprometen a apoyar la normativa, que los socialistas rescataron la semana pasada del olvido para acelerar su trámite y que esté lista para su aprobación en el pleno extraordinario del Congreso del 11 de julio. La colaboración de EH Bildu, que ha pactado con el ejecutivo estatal la declaración de "ilegales e ilegítimos" de los tribunales franquistas y la "anulación" de todas sus sentencias y condenas, supondría un respaldo suficiente para su aprobación, ya que cuentan también con el apoyo del PNV, PDECat, Más País y...

Mientras tanto, los republicanos continúan negociando con el gobierno español y aún no han llegado a un acuerdo. Aunque esta mañana, en la reunión de la comisión de la ley, se abstuvieron en la votación de las enmiendas transaccionales con el objetivo de "facilitar la continuidad de las negociaciones", según señalan fuentes republicanas. Por su parte, Junts rechaza directamente la ley, argumentando que no supone un "cambio significativo" con respecto a la ley de memoria del 2007. No obstante, en la votación de hoy, se abstuvieron en las enmiendas transaccionales, a...

Uno de los aspectos que el PSOE acordó con Unidas Podemos para incluir en la ley de memoria fue la modificación de la ley de amnistía de 1977 para abrir una vía penal que permita investigar los crímenes del franquismo, como exigió el partido morado. Sin embargo, el ministro de la Presidencia, el socialista Félix Bolaños, aclaró que esta reforma no modificará "nada del sistema jurídico". ERC ya había advertido que esta medida no era suficiente y aseguró que solo se podrían juzgar los crímenes del franquismo si se derogaban los puntos de la ley de 1977 en los que...

El Gobierno matiza

El acuerdo entre el Ejecutivo y Bildu prolongó hasta 1983, ocho años después de la promulgación de la Constitución, el reconocimiento y la compensación de las personas afectadas por violaciones de los Derechos Humanos.

De esta forma, se amplió el periodo de reconocimiento y reparación a cinco años más, brindando a las víctimas un respaldo y una justicia que hasta ese momento habían sido negados.

Terrorismo

AVISO LEGAL

Todo el contenido de este sitio web pertenece a HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U., con CIF: B99288763 y dirección en Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza. Esta empresa está inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564.

Si deseas utilizar o reproducir cualquier contenido de esta página, necesitarás permiso escrito de la empresa, de acuerdo a lo establecido en el artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual.

Teléfono: 976 765 000

Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa.

La Ley de Memoria Democrática: una reivindicación histórica

El pasado 15 de septiembre, el Gobierno de España aprobó la Ley de Memoria Democrática, una normativa que busca reparar y reconocer a las víctimas del franquismo y del golpe de Estado de 1936.

Esta ley era una reivindicación histórica para muchas personas y organizaciones que llevan décadas luchando por el reconocimiento de los crímenes cometidos durante la dictadura de Francisco Franco. La ley contempla medidas como la anulación de sentencias políticas, la exhumación de fosas comunes, y la promoción de la investigación y difusión de la memoria histórica.

Además, esta ley también incluye el reconocimiento de los derechos de las víctimas y sus familiares, como el acceso a la verdad, la justicia y la reparación simbólica. Se establece una Comisión de la Verdad que se encargará de investigar y esclarecer los hechos ocurridos durante la Guerra Civil y la dictadura.

La importancia de esta ley va más allá de la reparación a las víctimas y sus familiares. Se trata de una apuesta por la democracia y por un país que no olvida su pasado ni permite que se repitan los errores y horrores del pasado. Es una forma de reconocer que la violencia y la opresión nunca deben ser justificadas.

Es una reivindicación histórica que nos recuerda que la democracia y los derechos humanos son fundamentales, y que debemos luchar por ellos cada día.

La aprobación de esta ley es un paso importante, pero también es necesario seguir trabajando en la memoria histórica y en la lucha contra el olvido. Solo así podremos avanzar hacia una sociedad en la que todos seamos iguales, con los mismos derechos y oportunidades.

Plazos y fechas clave de la Ley de Memoria Democrática

La aprobación de la Ley de Memoria Democrática en España ha generado una gran expectación en la sociedad. Esta ley, que nace con el objetivo de reparar a las víctimas del franquismo y promover la memoria histórica en el país, establece una serie de plazos y fechas clave que es importante tener en cuenta.

1 de octubre de 2021

Esta fecha marca la entrada en vigor de la Ley de Memoria Democrática. A partir de este momento, las administraciones públicas tienen un plazo de 6 meses para quitar del espacio público los símbolos, expresiones y menciones que exalten la dictadura o la Guerra Civil.

Diciembre de 2021

En este mes se constituirá la Comisión de la Verdad, que se encargará de investigar los crímenes y violaciones de derechos humanos cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. Además, se iniciarán los trabajos de exhumación de fosas comunes.

1 de enero de 2022

A partir de esta fecha, la administración pública deberá recoger y actualizar los datos sobre represaliados y víctimas de la Guerra Civil y el franquismo en un registro único. También se pondrá en marcha un plan de búsqueda de alrededor de 20.000 desaparecidos durante la guerra y el régimen dictatorial.

1 de octubre de 2022

A partir de esta fecha, los documentos desclasificados que contengan información sobre los crímenes y violaciones de derechos humanos cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura se harán públicos y estarán disponibles para su consulta.

La Ley de Memoria Democrática establece, además, un plazo de 10 años para la revisión de los juicios sumarísimos de la dictadura y la nulidad de sentencias contrarias a los derechos fundamentales. También establece la obligación de retirar las medallas, condecoraciones y títulos concedidos por la dictadura y la creación de un Observatorio de la Memoria Histórica para supervisar los avances y cumplimiento de la ley.

Los principales beneficiarios de la Ley de Memoria Democrática

La aprobación de la Ley de Memoria Democrática por parte del Gobierno ha generado gran revuelo y debate en la sociedad española. Esta ley, cuyo objetivo es reparar moral y materialmente a las víctimas del franquismo, también tiene un claro enfoque hacia aquellos que tuvieron que sufrir en silencio durante tantos años: los principales beneficiarios.

Entre ellos se encuentran las familias de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura, que podrán por fin conocer la verdad sobre lo sucedido y dar un entierro digno a sus seres queridos. También se incluyen en este grupo los investigadores y activistas que llevan años luchando por el reconocimiento de las víctimas y la recuperación de la memoria histórica en nuestro país.

Otra importante beneficiaria de esta ley es la comunidad LGTBI+, cuyas víctimas también han sido silenciadas y discriminadas durante décadas. Con esta ley se busca reparar su sufrimiento y reconocer su lucha por la libertad y los derechos humanos.

Además, la Ley de Memoria Democrática contempla la creación de un banco de ADN para ayudar a identificar a las víctimas y darles un nombre. Esto también supondrá un gran alivio para aquellos que llevan años buscando a sus familiares desaparecidos y nunca han podido encontrar respuestas.

Otro aspecto relevante de esta ley es el reconocimiento a las víctimas del exilio, que podrán obtener la nacionalidad española si la perdieron tras el exilio forzoso durante la Guerra Civil y la posterior dictadura. Se trata de una forma de restituir su dignidad y pertenencia a un país al que tuvieron que huir para salvar sus vidas.

Su aprobación representa un paso importante hacia la justicia y el recuerdo de nuestra historia reciente.

Un paso hacia la reconciliación: el contenido de la Ley de Memoria Democrática

El pasado mes de diciembre, el Gobierno aprobó la Ley de Memoria Democrática, una importante iniciativa que busca reparar y reconocer a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista. Tras años de lucha y reivindicación por parte de asociaciones y colectivos históricos, se da un paso hacia la reconciliación y la construcción de una sociedad democrática y justa.

La importancia de esta ley radica en su contenido, en el que se incluyen medidas como la anulación de sentencias y condenas dictadas por motivos políticos durante la dictadura, la garantía de acceso a la información sobre desaparecidos y la protección de los lugares de memoria como fosas comunes y campos de concentración.

Además, la Ley de Memoria Democrática establece la eliminación de símbolos y homenajes a la dictadura en espacios públicos y sufragará el traslado de los restos de Franco del Valle de los Caídos, un lugar controvertido que se ha convertido en un símbolo del franquismo y de la represión de la época. Esta medida busca honrar a las víctimas y poner fin a la exaltación de un régimen antidemocrático.

Otra de las medidas destacadas de esta ley es la creación de la Fiscalía de la Democracia, un órgano independiente encargado de investigar los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura, así como de garantizar el derecho a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas.

La aprobación de esta ley supone un paso importante hacia la reconciliación, pero queda aún mucho por hacer en materia de memoria histórica. Es necesario seguir trabajando para garantizar el derecho a la verdad y a la justicia de todas las víctimas del franquismo, así como para educar a la sociedad en el respeto a los derechos humanos y en la construcción de una cultura de paz y democracia.

Esperamos que su aplicación sea pronta y efectiva para que, finalmente, se haga justicia con todas las víctimas de la represión franquista.

Artículos relacionados