actualidad gastos novacion hipoteca nueva ley

Novedades en la novación hipotecaria según la ley de actualidad y gastos

La regulación hipotecaria ha presentado modificaciones que incluyen aspectos tales como la redistribución de las obligaciones vinculadas a la creación de una hipoteca, la disminución de los costos asociados a la amortización parcial o total, el rol actualizado de los notarios y el prolongado plazo de impago antes de dar inicio al procedimiento de desalojo.

Variaciones de hipoteca una guía sobre los diferentes tipos de novación

Ampliación y Modificación del Préstamo Hipotecario

Como mencionamos previamente, existe la posibilidad de llevar a cabo diferentes tipos de novación de hipoteca con el fin de mejorar o adaptar las condiciones de tu préstamo. Estas pueden incluir ampliar los plazos de amortización para reducir las cuotas mensuales, modificar el tipo de interés por uno más favorable, agregar o eliminar un aval, o incluso cambiar algunos de los titulares. A continuación, te explicamos las opciones más comunes para realizar estas modificaciones.

Ampliación o Reducción del Capital Pendiente de Pago

Una forma de novación de hipoteca es modificar el capital pendiente de pago, ya sea para aumentarlo o disminuirlo. En el primer caso, se solicita una inyección de dinero adicional para agregar al importe que aún queda por devolver, lo que puede ser útil para llevar a cabo una amplia reforma en la propiedad, por ejemplo. Por otro lado, en el segundo caso, se realiza una amortización anticipada para pagar una parte del capital pendiente antes de tiempo. Esta opción puede ser utilizada cuando se recibe una cantidad importante de dinero que permite cubrir una parte del préstamo.

Reestructurando tu hipoteca Pasos para realizar una novación exitosa

A medida que avanzamos, una novación en la hipoteca consiste en alterar cualquiera de las cláusulas registradas en el contrato original que se firmó al momento de contratar la hipoteca.

En líneas generales, estos son los pasos a seguir para llevar a cabo una novación de hipoteca.

Antes de realizar cualquier cambio en las cláusulas del contrato hipotecario, es necesario presentar una solicitud al banco, en la cual se debe indicar:

  • Si deseamos que la entidad (a falta de su consentimiento, la novación no se podrá efectuar) revise el caso.
  • Nuestros datos financieros y perfil (ya que es probable que tengamos contratada la hipoteca con la misma entidad) para su análisis.

Aunque la entidad conozca nuestra situación económica, es posible que soliciten documentación adicional con el fin de realizar una evaluación exhaustiva de los riesgos que involucra llevar a cabo la novación. Una vez evaluado el caso, el banco determinará si acepta o no realizar la novación en las condiciones que establece la persona titular del préstamo, y si existe la posibilidad de negociar algún aspecto.

Existen condiciones para solicitar la modificación de un contrato

Sí. De acuerdo a lo establecido por la Ley 5/2019, de 15 de marzo, que regula los contratos de crédito inmobiliario, existen tres requisitos que deben cumplirse para que un cliente pueda renegociar las condiciones de su hipoteca:

  • Ser titular de una hipoteca.
  • Cumplir con los plazos para solicitar la renegociación.
  • Encontrarse en una situación que justifique la necesidad de renegociar.

Beneficios de la renovación de una hipoteca

Las ventajas de una novación de hipoteca son evidentes en comparación con otras operaciones bancarias relacionadas con cambios en las condiciones hipotecarias. Lo más destacado de este proceso es que permite ajustar las condiciones del préstamo hipotecario a la situación financiera de los titulares, ya sea positiva o negativa.

Una de las mejoras más significativas que se pueden encontrar en una novación de hipoteca es la posibilidad de modificar el tipo de interés por uno más favorable, ampliar el plazo de amortización y, en consecuencia, disminuir la cuota mensual. Esto brinda un respiro a la economía familiar y, en algunas ocasiones, puede ser una estrategia para ahorrar dinero.

Además, en general resulta una opción más económica que una cancelación de la hipoteca o una subrogación, dependiendo del objetivo que se busque alcanzar.

Los pasos indispensables para llevar a cabo una modificación de tu hipoteca en negociación

Negociar una novación de hipoteca: condiciones a tener en cuenta

En términos financieros, una novación de hipoteca es la modificación de las condiciones de un préstamo hipotecario ya existente. Al igual que sucede con la subrogación de hipotecas, este proceso no está garantizado por ley y es necesario cumplir con ciertos requisitos para que sea aprobado por el banco.

¿Qué necesitas para conseguir una novación?

Primero, es importante que estés al corriente de todos tus pagos, es decir, que no tengas deudas pendientes con el banco. Además, haber pagado al menos tres años de tu hipoteca y tener la vivienda como residencia habitual también juegan a tu favor durante la negociación.

¿Por qué es importante cumplir con estas condiciones?

Cumplir con estas condiciones demuestra al banco que eres un cliente responsable y solvente, lo que aumenta las posibilidades de que acepten la modificación de tu hipoteca. Además, demuestra que has destinado el importe del préstamo a la compra de tu vivienda habitual, un factor clave en la decisión del banco.

Conclusión

Antes de acudir a negociar una novación de hipoteca, asegúrate de estar al día con tus pagos, haber pagado al menos tres años de tu hipoteca y tener la vivienda como residencia habitual. Estos requisitos mejorarán tus posibilidades de éxito en la negociación y ayudarán a que obtengas las mejores condiciones para tu préstamo hipotecario.

Cuándo hacer una novación

La importancia de tener en cuenta que una hipoteca es un préstamo a largo plazo (puede llegar hasta los 30 años) y puede haber cambios en nuestras circunstancias personales y laborales durante este tiempo, ya sea positivos o negativos.

En general, la novación de hipoteca se realiza con el objetivo de mejorar o adaptar las condiciones acordadas inicialmente a las circunstancias actuales de los titulares.

Si lo que se busca es disminuir el pago mensual de la hipoteca para aliviar la economía familiar o por una reducción en los ingresos, es posible optar por algunos tipos de novación de hipoteca.

Costos asociados a la renovación de préstamo hipotecario

Los gastos y comisiones pueden variar según los cambios que se quieran realizar en una novación de hipoteca. No es lo mismo modificar el tipo de interés que ampliar el plazo de amortización, por ejemplo. En cualquier caso, es importante tener en cuenta que, al igual que con cualquier operación financiera, existen ciertos costes asociados.

Sin embargo, no te preocupes, una novación de hipoteca suele ser más económica que una subrogación, es decir, cambiar de banco la hipoteca. Si estás pensando en hacer una novación, es bueno que puedas saber de antemano cuánto te podría costar. A continuación, te explicamos cuáles son los costes más comunes de una novación de hipoteca y cómo se aplican.

Uno de los gastos más habituales en una novación de hipoteca es la comisión, que suele oscilar entre el 0% y 1% del capital pendiente de pago. Esta comisión se aplica por el simple hecho de renegociar las condiciones de la hipoteca, aunque no todas las entidades la incluyen en sus contratos.

Opciones para transferir tu hipoteca trasladarla a otra entidad

Una novación de hipoteca, como ya mencionamos previamente, suele ser más económica que otras opciones, por ejemplo, cambiar de entidad bancaria. A esta operación financiera se le conoce como subrogación de acreedor. Sin embargo, la subrogación puede ser considerada como una alternativa si no hay acuerdo entre el banco y los titulares de la hipoteca sobre las condiciones establecidas en la propuesta de novación.

En caso de llegar a esta situación, el titular puede buscar otras opciones de financiación, evaluar las ofertas hipotecarias de diferentes bancos y realizar una solicitud en aquella que más le convenga. Para hacerlo con éxito, recomendamos utilizar un comparador de hipotecas como el de Acierto.com. En tan solo 2 minutos, podrás comparar las hipotecas de hasta 30 entidades diferentes al mismo tiempo, y contratar con las mejores condiciones.

Además, si durante el proceso te surgen dudas, puedes dejarnos tu número de teléfono y nos pondremos en contacto contigo sin ningún compromiso. En Acierto.com, velamos por tus intereses en todo momento.

Artículos relacionados